Nosotros


Los comienzos de Corchex se remontan a 1994, aunque en realidad fue la continuación de una apuesta anterior que se inició en el año 1989.


En aquella época sólo existían en Extremadura empresas dedicadas a la extracción y preparación del corcho, pero su procesado final se llevaba a cabo en otras regiones o países, con el consiguiente costo que suponía hasta llegar a su destino. Fue por ello que se decidió levantar una fábrica junto a la materia prima, lo cual no sólo reduciría los gastos, sino que también dejaría en la región el valor añadido.


Durante todos estos años la empresa ha pasado por diferentes etapas, madurando hasta llegar a lo que hoy en día es Corchex. Y todo, a fuerza de trabajo, entusiasmo, imaginación y, sobre todo, a la reinversión de la totalidad de resultados en I+D+i. Hemos construido máquinas de última tecnología diseñadas por nosotros mismos y, tras años de investigación, hemos puesto en el mercado una amplia gama de corchos de colores y tintas para su marcado. ¿Nuestro mayor valor? Lo tenemos claro: el “Know-how”.


Gracias a ello, tenemos una magnífica capacidad de producción, precios muy competitivos y un producto final de gran calidad. Debido a nuestra experiencia y a la búsqueda constante de la perfección, hemos desarrollado unos tratamientos específicos para que el tapón, tras muchos años encorchado, no sufra ninguna alteración.

Independientemente de la bondad de este material, nuestra filosofía es la de ayudar a los clientes en todas sus dudas y resolver todos los problemas que se les puedan presentar.